Alphonse Mucha

 

Organizada en colaboración con Arthemisia España y la Fundación Mucha. Mucha, considerado como uno de los primeros  y más importantes representantes del Art Noveau, fue un artista checo afincado en París. En la capital francesa consiguió fama internacional, en parte, gracias a sus carteles para los espectáculos teatrales de la actriz francesa Sarah Bernhardt.

La obra y actividades de Mucha no se limitaron a la producción de carteles publicitarios; también mostró una versatilidad artística extraordinaria a través de disciplinas como la pintura, la escultura, la fotografía y el diseño de objetos varios, además de destacar por su labor docente en arte y por sus inquietudes políticas.

La exposición programada en el Palacio Gaviria se divide en 6 secciones: la identidad bohemia, creador de imágenes para el gran público, el cosmopolitismo, el misticismo, el patriotismo y la especulación filosófica.

En la sección identidad bohemia se dan cita la serie de carteles realizados para Sarah Berndhardt, ilustraciones y primeros dibujos de Mucha, con un claro objetivo: mostrar su sólida formación académica.

 

En la segunda sección se muestra a Mucha como el creador de imágenes para el gran público que fue con un recorrido a través de su obra publicitaria y los ‘Documents decoratifs’, una guía de diseño destinada a artesanos con la intención de «contribuir a transmitir los valores estéticos a la producción artística y artesanal».

 

En el cosmopolitismo se documenta el auge de la fama de Alphonse Mucha mediante una serie de obras relacionadas con la Exposición Universal de 1900; en el misticismo se analizan las influencias del espiritualismo y la filosofía masónica en las obras de Mucha, muy patentes en su libro ilustrado ‘Le Pater;’ en el patriotismo se exhiben obras realizadas para su país, así como carteles de temática checa y sellos postales y billetes que Mucha diseñó para la República Checa; por último, en la especulación filosófica se analizan obras que claramente muestran los intereses humanistas de Alphonse Mucha, por ejemplo, el tríptico ‘La edad de la razón. La edad de la sabiduría. La edad del amor’, concebido como un homenaje a toda la humanidad.

 

La muestra de Alphonse Mucha está comisariada por Tomoko Sato, conservadora de la Fundación Mucha.