Rembrandt - Impresiones de un genio

 

Rembrandt Harmenszoon van Rijn (Leiden 1606 - Ámsterdam 1669) es figura fundamental de la pintura europea del siglo XVII -que llevó del ampuloso barroco flamenco a la modernización del clasicismo- e impulsor decisivo de la técnica del aguafuerte.

 

Esta exposición reúne un destacado conjunto de 68 estampas realizadas entre 1630 y 1659, de las cuales algo más de la mitad son de temática religiosa dedicadas sobre todo a la infancia de Cristo, su vida pública, sus parábolas y la Pasión, además de otras imágenes referidas a relatos bíblicos. A estas se suman una muy representativa selección de temas de género, protagonizados por figuras pintorescas, tipos de la calle y personajes marginales, que denotan el espíritu decididamente moderno de Rembrandt, junto a varios inconfundibles y memorables desnudos y algún paisaje muy premonitorio de la pintura que se practicará en los siglos siguientes. Todo ello se completa con un reducido pero excelente grupo de retratos, que van desde los familiares ('La madre de Rembrandt con la mano en el pecho') y los dedicados a estudiar caracteres y expresiones ('Anciano con la mano sobre los ojos', 'Tres cabezas de mujer, una de ellas dormida') hasta las extraordinarias efigies de algunos destacados miembros de su entorno social ('Jan Uytenbogaert, el pesador de oro', 'Lieven Willemsz van Coppenol'), que como todos los demás grabados demuestran la excepcional pericia con el aguafuerte y el sorprendente dominio de la punta seca por parte de Rembrandt.